Viajar de noche

17.3.09

(3) Comments


Desde hace semanas tengo un sueño recurrente.

El argumento cambia, la circunstancia, el escenario.

Sólo una constelación de elementos permanece. Y una impresión de extranjería.

El sueño se relaciona con 'Oculto entre las hojas'.

No lo escribí este año.

Este año es el sueño lo escrito.



Oculto entre las hojas



Soy el tenzo


hago el hielo, la hoguera
el vibrante deseo de las bocas.

Libro un diestro combate
contra la cifra exacta
de la muerte.

Persevero en sus huecos,
disminuyo
hasta rozar al animal oscuro
del antiguo jardín
la niebla luminosa.

Conozco el hambre
elemental, la sed callada
y el puntual desconcierto
de los hombres.

Soy el tenzo
y traiciono.

Abrí hacia el cielo
el pecho de mi último señor
le di a beber el agua del soldado
un suelo de arrozal
donde no se posaran
las aves migratorias
con ajenos decretos
y mi perdón magnánimo

hundí el cuchillo
hasta alcanzar su verde corazón

y vi saltar mi sangre retenida
en el perímetro
de vuestras prescripciones

yo fui el ajeno
su hermano
su testigo.

El tajo eran mis ojos.

Aún duelen en mi carne
las rosas que comimos
las flores que aguardaron
la estación de los justos
y vivieron cercadas
en el huerto
por nuestro miedo
a la belleza.

Soy el tenzo
y desnudo
mi naturaleza verdadera
ante vosotros
mis fiscales
mis árbitros purísimos
mis reincidentes muros.

No espero en vuestra luz
sino en aquella herida.


Patricia L. Boero

,

3 Responses to "Viajar de noche"

Durandarte said :
28 de marzo de 2009, 11:36
Me parece un poema formidable, de gran pujanza.

Saludos.

P.
30 de marzo de 2009, 1:04
Me alegra reencontrarte aquí, Pármeno.
Danilo Gatti said :
9 de abril de 2009, 23:56
Genial muy vivido, lleno de imagenes y evocaciones mentales
como estar alli
lleno de noche y tension
me hace acordar a los relatos de mailer y kerouac sobre la segunda guerra mundial, no me preguntes porque

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...