La casa del pichón

18.2.10

(1) Comments


28 de enero 2010

Tien
e plumaje adulto pero conserva una diadema de plumones. Es probable que en sus prácticas de vuelo corto se haya caído de una rama. Cojea y se sirve de un ala para tomar impulso, aunque no vuela a más de 20 cm de altura.

Si no se asusta demasiado, va a estar al alcance de mi mano antes de cruzar la calle.


* * *


Ahora ya es
forma apaciguada de la dádiva plena.(*)

* * *


Pido en la tienda una caja de cartón.
Marca con su advertencia.

El azar da en el blanco.











(*)
Reiner Maria Rilke "Die Tauben"


* * *

Zenaida auriculata (torcaza orejuda), reciba Usted el nombre de Matsuko.


* * *


Las armas de un cazador hospitalario:































* * *


La espera






















* * *


La casa























* * *


22 días después


























































* * *


Matsuko está curada, pero aún no sabe volar con seguridad.

La casa entera es un campo de prueba.

La libertad podría llamarse Marzo.

* * *


XI

Un hombre
cae
hasta perder su nombre

el futuro no alcanza
la velocidad de la sangre.

En el salto
sólo el salto es alguien.

Leopoldo Castilla

* * *
Desde la vida provisoria, en Buenos Aires, Argentina.

* * *

Patricia L. Boero

1 Response to "La casa del pichón"

Clara Correa said :
21 de febrero de 2010, 11:18
que me contursi diria mi madre:

http://www.infobae.com/general/500509-101275-0-La-Pampa:-estudian-autorizar-la-caza-comercial-de-palomas

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...